Ante la oleada de información negativa que están publicando recientemente acerca de los motores diesel, vamos a exponer una visión diferente para combatir el pánico que esta surgiendo en torno a estos motores.

Contaminación

Uno de los argumentos más utilizados es la contaminación. Los nuevos motores diesel no contaminan más que un gasolina, aunque resulte sorprendente. Los nuevos elementos tecnológicos empleados en los motores diesel a partir del 2016 consiguen reducir las emisiones contaminantes de forma considerable. La llegada del Adblue o la tecnología microhíbrida dotan a los vehículos diesel de un plus para reducir sustancias contaminantes y en algunos casos, contaminan menos que los motores gasolinas o híbridos.

Averías

Otra de las informaciones controvertidas son los problemas mecánicos de los diesel. Realmente el bloque de motor del coche suele ser bastante fiable; dando al coche un uso correcto, llevando a cabo los mantenimientos correspondientes y sobre todo haciendo kilómetros, el usuario disfrutará de su vehículo durante mucho tiempo.

No obstante, la mayoría de averías (muchas de ellas muy costosas) van relacionadas con los elementos tecnológicos que equipan estos motores para reducir emisiones; Trampa nox, filtro de partículas, válvula EGR, turbo…

¿Cómo puedo usar un coche diesel?

Los vehículos diesel necesitan rodar, actualmente en algunos modelos empezamos a tener la rentabilidad a partir de 20.000km/ año. los nuevos avances en los consumos de los motores gasolina hacen que las distancias se acorten en la búsqueda de la rentabilidad, pero el diesel sigue siendo mas eficiente si se hacen kilómetros. A diferencia del gasolina, el coche diesel necesita calentar, conviene circular de forma moderada hasta que el motor caliente para evitar averías y conseguir su óptimo funcionamiento.

En el apartado industrial los diesel son los motores líderes en ventas por su resistencia, consumos e implantación en el mercado.

¿Por qué no comprar un diesel?

También, sin entrar en sensacionalismos, vamos a desarrollar los inconvenientes del vehículo diesel para poder dar a nuestros lectores alguna clave a la hora de apostar por un coche.

Costes

Los vehículos diesel son más caros, toda la tecnología que han desarrollado para poder reducir las emisiones contaminantes hace que los vehículos diesel sean más caros que los gasolinas. No solo tendremos un precio de compra superior; mantenimiento, impuesto de circulación o ITV serán más elevados.

Restricciones

Está en proceso la normativa Euro 6c que obligará a los fabricantes a cumplir con los parámetros exigidos, provocando la desaparición de muchos de los modelos diesel, sobre todo en coches de pequeña cilindrada debido al incremento de costes. Por este motivo algunas marcas han anunciado su retirada del mercado diesel, como es el caso de Toyota, Volvo o Porsche.

Por otro lado, las previsiones para poder circular en las grandes ciudades europeas, incluidas las españolas, son bastante desesperanzadoras. La intención a medio plazo es prohibir la circulación de vehículos diesel y gasolina.

Además de cara al 2019 se prevé una subida de impuestos considerable, tanto a la gasolina como al diesel, apoyado por la UE, que está presionando para elevar nuestra carga impositiva en hidrocarburos, que es una de las más bajas de los países miembros.

 

Con todos estos datos en la mano, la elección de un vehículo depende, como en la mayoría de ocasiones, de las necesidades del usuario; Si vas a hacer más de 20.000 km / año, si no vas a realizar trayectos cortos o urbanos y sobre todo si son coches pesados: monovolúmenes o suv con potencia, la elección del diesel seria idónea.